¿Cómo hacer para que mis hijos lean más?

Cuanto más lees, más cosas sabrás. Cuantas más cosas aprendas, a más lugares viajarás. Dr. Seuss.

boy-reading-book-1438055

Ya todos sabemos de los beneficios de la lectura, hacer que nuestros hijos lean desde una temprana edad nos ayudará a contribuir no solo con su educación académica también con su formación como mejores seres humanos en genera. Trabajar para que a nuestro hijo le guste la lectura merece la pena y para ello debemos iniciarles cuanto antes en el hábito leer. Aquí les tenemos algunas recomendaciones:

Ser ejemplos para ellos. El ejemplo es, en educación, el argumento más convincente porque posibilita la imitación, animando al niño o la niña a hacer aquello que hace una persona que tiene prestigio para ella como es su padre o su madre. Regalar libros o premiar con ellos al niño es estimulante para ellos. O incitarlos a que sean ellos mismos los que elijan el libro que más les guste.

reading-on-the-porch-1373543

Leerle nosotros.  Al leerles nosotros, disfrutan con lo que oyen, están atentos y se dan cuenta de que en aquellas páginas hay historias divertidas que valen la pena. La lectura constante, gratis, como un regalo, sin pedir nada a cambio y con amor del adulto siempre despierta el interés y las ganas de leer. El libro debe ser visto como un juguete a edades tempranas más que manipular y mirar, para ello es importante adecuar el tipo de libro a la edad de los niños. Potenciar la imitación. Si nos ven leer, ellos también querrán compartir junto a nosotros el espacio de lectura. Leerles en voz alta la historia cuando vayan aprendiendo a hablar es ideal, mientras ellos pueden ojear los dibujos o hacer preguntas. El libro debe narrar historias sencillas que puedan comprender sin dificultad y, por tanto, no pierdan la atención o el interés.

Leer con ellos. Cuando nuestros hijos están aprendiendo a leer, y todavía les cuesta hacerlo solos, y nosotros le decimos que debe practicar en casa, no lo hará si lo dejamos solo ante el libro en su habitación. En estos momentos necesita nuestra ayuda y nuestro apoyo para que ejercite durante 10 minutos cada día. Leer con ellos supone, por ejemplo, repartirnos la página, llegando a un acuerdo, donde ambos estamos poniendo de nuestra parte.  Asegurarnos de que entienden el contenido. Contarles cuentos e historias. Es otra actividad que encanta a los niños de estas edades, aumenta el vocabulario.

Acompañarlos a las librerías a ver libros. Llevarlos a ferias infantiles donde exhiban libros o realicen lecturas. Llevarlos a tardes de lecturas infantiles.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *